Make your own free website on Tripod.com

La Piel

La Epidermis
Home
Estructura de la Piel
La Epidermis
Renovación Celular de la Piel
La Queratina
La Dermis

Estratos de la epidermis

epidermis.jpg

La epidermis es la parte más externa de la piel y está formada por varios estratos o capas de células. Estos estratos son:

-         Estrato germinativo o basal.

-         Estrato espinoso

-         Estrato granuloso

-         Estrato lúcido

-         Estrato córneo

epidermis2.jpg

  • Estrato germinativo:

El estrato germinativo, también llamado estrato basal, es el más profundo de todos y se asienta sobre la dermis. Tiene forma ondulada y está formado por una capa de células de forma más o menos cilíndrica.

 

Estas células son altas y están muy apretadas unas con otras, penetrando su base dentada en la dermis. Este dentado junto con la perfecta unión de las células basales entre sí, asegura la adherencia perfecta de la epidermis con la dermis.

 

El nombre estrato germinativo proviene de que en esta capa “germinan” constantemente células nuevas, que son desplazadas hacia la superficie cutánea. Las células más externas van muriéndose y son reemplazadas por otras recién formadas, que siguen el mismo proceso de emigración hacia el exterior.

 

Las células del estrato germinativo muestran una intensa actividad de división celular, en la que cada célula madre se divide en dos células hijas. Esta actividad reproductora recibe el nombre de mitosis o renovación celular.

 

Aunque este proceso de renovación es constante y continuo, desde el nacimiento hasta la muerte del individuo, hay una serie de circunstancias que hacen que se acelere o se vaya frenando. Por ejemplo, la edad, el estado de salud, estación del año, etc.

 

En este estrato existe en menor proporción otras células de forma irregular, los melanocitos, encargadas de elaborar melanina, que es el pigmento gracias al cual nuestra piel tiene color.

  • Estrato espinoso:

Este estrato se llama también Malpighi, en honor al médico anatomista Marcelo Malpighi, que fue el primero en emprender el estudio de la piel.

 

Está formado por un promedio de dos a seis capas de células, que van tomando forma de cubo y aplanándose a medida que se acercan a la capa siguiente, es decir, hacia la superficie.

Estas células están repletas de sustancias nutritivas y tienen un importante papel biológico.

  • Estrato granuloso:

Tiene un espesor de una a tres hileras de células de forma más o menos romboide y aplanada.

 

En este estrato mueren las células originadas en el estrato basal: el citoplasma de estas células sufre alteraciones y su núcleo se atrofia para desaparecer en la capa más superficial del propio estrato granuloso.

 

En el citoplasma de estas células aparecen unos gránulos de una sustancia llamada queratina.

  • Estrato lúcido:

Algunos autores llaman también a este estrato capa brillante o capa clara. Representa la zona de transición entre el estrato granuloso y el estrato córneo.

 

Está formado por una sola capa de células homogéneas y trasparentes, ya sin núcleo, completamente infiltradas de queratina, la cual reseca las células y por este proceso de envejecimiento las reducirá a capa córnea.

 

Este estrato existe sólo en las zonas de piel gruesa, no en las de piel delgada.

  • Estrato córneo:

Es la última capa y más superficial de la piel. Está formada por 15 o 20 asientos, colocados unos encima de otros como las tejas de un tejado. Estos asientos están compuestos por células muertas, aplanadas, sin núcleo y queratinizadas.

 

En las áreas sometidas a presiones y roces mayores o más continuos, como son las zonas palmoplantares, el estrato córneo es más grueso, mientras que en el resto de la piel es más delgado y flexible.

 

El estrato córneo es muy pobre en agua. La piel, para protegerse de la excesiva evaporación de agua de los tejidos del cuerpo, segrega una sustancia hidrolipídica que actúa como pantalla protectora.

 

Las últimas capas del estrato córneo forman una zona descamante donde las células, completamente desecadas, se despegan aisladamente en forma de polvillo, o en grupos en forma de escamas. Estas células reciben el nombre de células muertas.